fbpx
Seleccionar página

Para los usuarios de lentes, ésta es una pregunta que suele aparecer de vez en cuando, pero pocas veces se intenta dar respuesta y, menos veces aún, poner solución. Y es que, más allá de las razones estéticas que suelen motivar a mucha gente a cambiar de anteojos, hay otros motivos que pueden resultar mucho más importantes y que muchas veces no tenemos en cuenta.

 


Las cosas se cambian cuando dejan de funcionar:

Esto es un lema que mucha gente sigue con la mayoría de las cosas que compra, no sólo anteojos, sino también electrodomésticos, accesorios, etc. Y no está mal pensado, ya que a nadie le gusta derrochar. Pero, cuando hablamos de los anteojos, la mayoría de las veces pensamos que dejan de funcionar cuando se rompen, cuando se rayan los cristales o cuando ya pasaron de moda.

Esto es cierto, pero también hay que pensar que unos anteojos dejan de ser útiles cuando no cumplen su función principal, que es la de solucionar de un modo eficaz los problemas de visión. Esto, en realidad, es un problema, porque muchas veces no somos capaces de identificar una pérdida progresiva de visión, y pensamos que seguimos viendo correctamente.

Para no caer en este error, lo recomendable es realizar controles periódicos, con el fin de asegurarnos de que la graduación no ha cambiado y no tenemos que sustituir los cristales por otros más actualizados. Y, por supuesto, si se percibe una pérdida de visión, hay que acudir lo antes posible a una óptica para cerciorarse.

 


Mayor frecuencia en niños y adolescentes:

Los niños y adolescentes con problemas de visión pueden necesitar cambiar sus anteojos de un modo más frecuente que los adultos. Esto se debe a que, al estar en época de crecimiento, estos defectos en la visión también van evolucionando hasta estabilizarse.

Del mismo modo, el crecimiento también puede ocasionar que los anteojos que se compran a un niño dejen de servirles en un par de años. Por eso, es recomendable que, a estas edades, pueda resultar necesario realizar revisiones ópticas de un modo más habitual.

Óptica Marani tiene en vigencia la promoción «Volviendo al Cole», que incluye tratamiento anti-rayas sin cargo para los nuevos lentes de tus hijos durante Marzo y Abril, y además, unos lentes de repuesto adicionales, para esos casos donde se los olvida o se los mastica el perro.