fbpx
Seleccionar página

Los doctores Paul Palmberg y Richard Parrish, del Bascom Palmer Eye Institute, de Miami, Estados Unidos; Isabel Riss, del Centro de Glaucoma de Burdeos, Francia; y Juan Francisco Batlle Pichardo, de Centro Láser, en Santo Domingo, República Dominicana, lograron controlar la presión intraocular en 75 casos de glaucoma utilizando el revolucionario dispositivo médico.

La empresa estadounidense Innfocus, fabricante junto al Bascom Palmer del implante Microshunt, publicó en su sitio web, que éste permitió una reducción de más de un 50 por ciento en la presión intraocular de los pacientes intervenidos.

Glaucoma-

Otro hallazgo de la investigación internacional fue que, en más del 80 por ciento de los casos, la presión intraocular se redujo a menos de 14mmHg, parámetro utilizado en el diseño del Innfocus Microshunt para prevenir la pérdida de visión en los pacientes con glaucoma.

Glaucoma-VisiónMás  del 70 por ciento de las personasa quienes se implantó el Innfocus Microshunt prescindieron del uso de gotas oftálmicas para controlar la enfermedad y se mantuvieron sin necesidad de ellas tras la intervención y durante los tres años de seguimiento.

La eficiente tecnología del dispositivo

El Innfocus Microshunt es un micro tubo del doble del tamaño de una pestaña que desvía los fluidos acuosos de la cámara anterior del ojo hacia la bula o ampolla de filtración ubicada bajo la conjuntiva y la cápsula de Tenón.  Su implantación tarda 15 minutos.

Collage

De acuerdo con el diseño del fallecido profesor de Medicina Francisco Fantes, el ingeniero biomédico Jean Marie Parel y el bioquímico Leonard Pinchuk, la micro-válvula es elaborada con Styrene-IsoButyleno-Styrene (SIBS), compuesto probado exitosamente durante más de una década  en cánulas implantables coronarias y en prótesis vasculares.

Reconocido como el material termoplástico elastomérico biológicamente  más estable, el SIBS es extremadamente inerte, no produce inflamación crónica y se adapta perfectamente a la curvatura del ojo humano, explicó Batlle Pichardo.

“Lo que da al SIBS sus propiedades esenciales es  que una composición bioquímica en la que la cadena de carbonos que se usa como columna vertebral de la molécula está rodeada de metanos y bencenos, evitando radicales como sulfuros, esteres, amonios ohidroxilos”, añadió.

El director de Centro Láser aseguró que, mientras dispositivos idénticos de silicona provocan exuberantes reacciones inflamatorias y vascularización, los implantes fabricados con SIBS dan como resultado una ausencia total de células inflamatorias, así como de cicatrización y de neovascularización.