fbpx
Seleccionar página

Se acerca el verano y seguro estás pensando en tus vacaciones o, incluso, ya las tenés bien pensadas. Como lo normal es que las vayas a pasar a un lugar donde el sol luzca con toda su fuerza, porque es lo típico en estos meses estivales, sabrás que resulta imprescindible que te lleves tus gafas de sol.

Pero hay multitud de gafas de sol y, aunque todas te puedan proteger los ojos de la radiación solar y el exceso de luz, algunas te pueden resultar más propicias o útiles dependiendo de cuáles sean tus planes vacacionales. Por eso, te vamos a dar algunas indicaciones para que puedas elegir las gafas de sol perfectas según el destino al que vayas estas vacaciones.

Las gafas de sol perfectas para la playa:

La playa es uno de los destinos preferidos de la gente en verano. Eso de tirarse en la arena, bajo un sol cálido y con la brisa del mar, al que también podemos acercarnos para darnos un chapuzón, es algo realmente relajante. Pero, así como te ponés un buen protector solar para ciudarte la piel, tenés que proteger tus ojos con gafas de sol. Pero ¿sirve cualquier anteojo para ir a la playa? En general, podemos decir que siempre que cuenten con unos buenos cristales polarizados, sí. Esto es importante porque, además de la luz que nos golpea directamente del sol, la arena de la playa también refleja gran parte de ésta, lo mismo que hace el agua del mar. Por eso es mejor si son de un tamaño grande, ya que te protegerán completamente los ojos de la luz que te llega en todas direcciones, no solo desde el cielo.

 

Mucha gente piensa en los anteojos para sol como algo accesorio u ornamental, pero hay que tener en cuenta que también son muy importantes para la salud, de ahí que insistamos en que te los lleves.

Las gafas de sol idóneas para la montaña:

Si no te gusta ir a la playa, porque precisamente querés huir del calor o simplemente porque querés cambiar un poco, los destinos de montaña son una buena opción para respirar aire puro y disfrutar de entornos naturales. Pero también es importante que te lleves tus gafas allí. No te olvides que no sólo es que el sol pega con más fuerza cuanto más alto estés. De hecho, se calcula que la intensidad de los rayos UV aumenta hasta un 5% cada 300 metros de altitud. Por este motivo, no solo te recomendamos que llevés tus gafas de sol polarizadas, sino que, en caso de que vayas a ascender bien alto, cuentes con unas lentes completamente preparadas para este tipo de actividades.

Unas gafas de sol para tus vacaciones urbanas:

Por último, pero no menos importante, queremos destacar también la importancia de los anteojos para sol incluso cuando tus vacaciones son en destinos urbanos. Lo normal es que vayas a pasar muchas horas a la intemperie y, por este motivo, si no llevas tus gafas de sol las vas a extrañar. Aquí a lo mejor podés permitirte un estilo un poco más casual o incluso práctico, con marcos más ligeros. Primero, porque no les vas a dar un uso tan intenso como en la playa o en la montaña, y los riesgos de que se deterioren también son menores. Además, porque estarás moviéndote con más frecuencia, incluso visitando espacios cerrados a cada rato, por lo que seguramente preferirás un modelo menos voluminoso que te resulte fácil de guardar.

 

Y vos, ya tenés tus gafas para estas vacaciones?  Te esperamos en la óptica para asesorarte según tu destino 😉