fbpx
Seleccionar página

En este post te ofrecemos la información adecuada de sobre por qué no debemos tomarles fotos con flash a los bebés, ya que ésto puede llegar a traer graves consecuencias en su salud y especialmente en su visión.

Un bebé de tres meses se ha quedado ciego de un ojo después de que un amigo de su familia le hiciera una foto de cerca y olvidara quitar el flash de la cámara. Según informa el Daily Mail, la foto fue tomada con un teléfono móvil a una distancia de 25 centímetros. Tras hacer la foto, el bebé empezó a llorar, y al ver que no se calmaba, sus padres le llevaron a un hospital. Allí los médicos descubrieron que el ojo del niño está seriamente dañado. En concreto, la mácula. Por eso te decíamos más arriba que nunca les saques fotos con flash a los bebés.


Ahora… ¿qué es la mácula?

Es la parte del ojo en el que los rayos de luz que llegan al ojo son enfocados, por lo que un daño en ella provoca la pérdida de la visión central. La mácula no se desarrolla completamente hasta los cuatro años, por lo que los bebés y niños son muy sensibles a la luz intensa como la de los flash.

No les saques fotos con flash a los bebés!

Esta zona del ojo no se termina de desarrollar hasta los cuatro años de edad, por lo que hasta esa época los niños percibirán las luces intensas de una manera diferente a la que los hacemos los adultos. En concreto, las luces fuerte pueden ser demasiado para ellos y dañar su visión. Incluso las luces de los flexos o las del baño pueden llegar a resultar dañinas.

En el caso del niño, la mácula quedó marcada debido al fogonazo del flash y no pudo volver a funcionar de la misma forma. El personal médico ha pronosticado que el niño no volverá a ver por el ojo izquierdo y tendrá problemas de visión en el ojo derecho.

No les saques fotos con flash a los bebés!

¿Qué deben tener en cuenta los padres?

  1. Cuidado con la luz que dejan en el cuarto de los niños, debe ser muy pequeña y posicionada debajo de la vista de niños y bebés.
  2. Las luces de los celulares y tabletas, sobre todo por las noches.
  3. El flash de las cámaras fotográficas y celulares.

[label style=»1″]Papás, mamás, más vale prevenir y tomar precauciones, así que cuidado con las fotografías con flash muy cerca de los ojitos de sus pequeñitos.[/label]